adaptable

Video

lunes, 25 de septiembre de 2017

Infusión Fría de Menta

La menta es ampliamente conocida en el mundo de las infusiones por sus grandes cualidades y características medicinales y adema también es conocida en el mundo culinario por su particular sabor, que lo podemos degustar en dulces y comidas.

Rápidamente, la menta es un tipo de planta o hierba considerada como herbácea que posee hojas muy verdes de un gran aroma, viene acompañada de flores que pueden ser de color blanco o a veces violetas, las cuales vienen agrupadas en formas de espiga. Esta planta también es muy conocida ya que se da en casi cualquier región templada en la mayoría de las partes del mundo.

Infusión Fría de Menta

¿Cómo preparar la Infusión Fría de Menta?



Al preparar esta infusión se puede combinar con otros elementos para así hacerla mucho más rica, y además potenciar un poco más sus propiedades medicinales.



Se puede combinar con limones y miel, para obtener como resultado una bebida ideal para servir bien fría, la cual es muy refrescante y efectiva para mitigar la sed. Ideal para esos días de calor o en épocas de verano.

Para preparar está refrescante infusión vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Menta fresca en ramillete o una pequeña cantidad de menta fresca.
  • Varios limones.
  • Un poco de miel.
  • Agua para hervir.

Los pasos que se deben hacer para preparar esta bebida son los siguientes:

  1. Lavar el ramillete de hojas o la menta fresca.
  2. Colocar el agua a hervir.
  3. Justo antes de que el agua hierva, colocar la menta.
  4. Dejar unos minutos hasta que agua adquiera el color verde. Dependiendo de si la menta está fresca o seca, o si está congelad, va a variar el color del agua.
  5. Luego de pasar ese tiempo retirar del fuego o apagar.
  6. Tapar la infusión y luego dejar reposar.
  7. Usar un colador para pasar el líquido obtenido del preparado.
  8. Colocar la infusión en una jarra de vidrio o envase hermético.
  9. Colocar 1 o 2 cucharadas de miel dependiendo de la cantidad e dulce que queramos.
  10. Tomar 2 o 3 limones exprimirlos y verter el zumo de ellos en la mezcla.
  11. Batir o remover toda la mezcla.
  12. La bebida se tornara de un tono como amarillo.
  13. Meter en el refrigerador o nevera y dejar enfriar como unos 20 minutos.
  14. Servir fría, colocar hielo si se desea.
  15. Disfrutar de la bebida refrescante.
En el caso de no disponer de miel, el preparado se puede endulzar con azúcar, sin embargo es menos saludable y el sabor de la mezcla cambiará un poco. Esta infusión al ser guardada en la nevera puede conservarse en buen estado unos pocos días. Para decorar nuestra bebida se pueden colocar una rueda de limón o una ramita de menta fresca en el vaso.

Tambien te puede interesar leer: Infusion Fria De Canela, Jengibre Y Pera

Para qué sirve la Infusión Fría de Menta.


Como se mencionó en líneas anteriores, esta planta es muy conocida por sus propiedades medicinales. El principal uso de esta bebida es generalmente para problemas o afecciones digestivas. Es utilizada para aliviar el exceso de gases o flatulencias, para cuando la digestión se torna pesada y estimulante digestivo.

También se recomienda para tratar náuseas y vómitos. Es utilizada como remedio casero para combatir el mal aliento y cuando se presenta resequedad en la boca.

Además la infusión de menta cuenta con usos externos. Se puede utilizar para tratar personas que hayan estado expuesta al sol por períodos prolongados. La persona que ha sido afectada se debe llevar a un lugar fresco, y una vez allí ser tratada con la infusión, la cual se debe dejar enfriar previamente.

Se van a empapar varias toallas o paños con el líquido y se van a colocar en la frente, el pecho o la nuca de la persona afectada. Una vez los paños se calienten se van a retirar del paciente y se remojan nuevamente en el agua de mente. Ya empapados se colocan nuevamente en la persona enferma.
NEXT ARTICLE Next Post
PREVIOUS ARTICLE Previous Post
NEXT ARTICLE Next Post
PREVIOUS ARTICLE Previous Post
 

About

Delivered by FeedBurner