miércoles, 15 de noviembre de 2017

Infusión de Rooibos para la tensión



Infusión de Rooibos para la tensión



Proviene de un arbusto sudafricano que lleva como nombre científico (aspalathus linearis), la infusión de rooibos debe ser preparada con las hojas del arbusto. Es un maravilloso refrescante, puede ser consumido por toda la familia, niños, adultos y ancianos.  

Ingredientes de la infusión de rooibos para la tensión

  • 1 litro de agua.
  • 1 puñado de hojas y hebras de rooibos.

Preparación de la infusión de rooibos para la tensión


  •  Colocar en el fuego un recipiente con un litro de agua. 
  • Cuando este comience a hervir agregarle un puñado de hebras y hojas de rooibos.
  • Luego ( 4 cucharadas), apagar el fuego y dejar en reposo por 10 minutos. 
  • Se puede servir frio o caliente o como bebida refrescante.

Propiedades de la infusión de rooibos para la tensión


Ayuda a regular la presión arterial debido a la presencia de quencertina un gran antioxidante presente en la infusión de rooibos. Actúa como diurético, contribuyendo así con la desintoxicación y liberación de toxinas por medio de la orina.

Es beneficioso para los cólicos , gastritis, diarrea y otro trastornos digestivos, es un gran antioxidante, ayuda a las personas con diabetes, beneficia la piel, ayuda a aliviar los cólicos, actúa como antiespasmódico y antiinflamatorio, ayuda a mejorar la osteoporosis, ayuda a mantener el equilibrio nervioso.

También Te puede Interesar Infusión de Muerdago Para la Tensión

En otros casos puede ser usado para el cuidado del corazón, disminuir el colesterol, bajar de peso, previene el hígado graso, desintoxicándolo y depurándolo. Mejora la congestión gripal, dilata los bronquios, actúa sobre los estados alérgicos.

Se puede tomar media hora antes de las comidas en caso de presentar problemas digestivos.

Consideraciones de la infusión de rooibos para la tensión

Existen pocas contraindicaciones, en algunos casos podrían presentarse personas con alergias al mismo, pero es poco probable, lógicamente en este caso no debería consumirse. Las mujeres embarazadas y en proceso de lactancia lo pueden consumir, pero con moderación.
NEXT ARTICLE Next Post
PREVIOUS ARTICLE Previous Post
NEXT ARTICLE Next Post
PREVIOUS ARTICLE Previous Post
 

Delivered by FeedBurner